Saltar al contenido

Los 12 estilos de aprendizaje: ¿en qué se basa cada uno?

estilos de aprendizaje

El aprendizaje es un proceso continuo a través del cual entendemos desde una experiencia única, el significado de todo lo que nos rodea. Gran parte de nuestro aprendizaje ocurre al azar a lo largo de la vida, a partir de nuevas experiencias, y la información a la que tenemos acceso diariamente.

Los estilos de aprendizaje tienen que ver básicamente con las distintas formas a través de las cuales un individuo desarrolla su capacidad de aprender. Además, como el lenguaje y los estímulos externos como el ambiente pueden influir en este proceso, por lo tanto, se debe comprender que cada individuo tiene una forma particular que le funciona para captar y procesar la información con el fin de entenderla y retenerla como parte de su aprendizaje.    

Los estilos de aprendizaje dependen de factores cognitivos, emocionales y ambientales, estos sirven como indicadores relativamente estables de cómo el alumno percibe, interactúa y responde al entorno de aprendizaje.

Estilos de aprendizaje: ¿cuáles son?

estilos de aprendizaje que existen

Como ya sabemos, las personas tienen la capacidad de aprender estando en grupos, porque así funciona el sistema educativo tradicional, sin embargo, cada individuo con el tiempo desarrolla una preferencia particular para entender sobre distintas temas, porque es así como les resulta más fácil o ameno, por ejemplo, algunos prefieren leer sus apuntes o libros y otros escuchar las explicaciones de sus profesores.

Los modos de aprendizaje preferidos de los estudiantes tienen una influencia significativa en su comportamiento y rendimiento.

Los estilos de aprendizaje según Alonso, Gallego y Honey

Para los autores del libro “Los estilos de aprendizaje procedimientos de aprendizaje y mejora” existen 4 estilos de aprendizaje:

1. Activos

Quienes prefieren este tipo de aprendizaje suelen disfrutar con las novedades, no son escépticos y además poseen una mente abierta. Pueden aprender sin problemas una tarea nueva, ya que no evitan los retos a pesar de que eso pueda comprometer la idea que tienen de sí mismos y de sus capacidades.

2. Reflexivos

En el aprendizaje reflexivo los estudiantes analizan detenidamente sobre han leído, hecho o aprendido, reflexionando sobre cada detalle para entenderlo desde distintos ángulos. Suelen ser pausados a la hora de sacar conclusiones.

3. Teóricos

Estos individuos suelen tener una personalidad perfeccionista. Ponen atención a los detalles y son analíticos, les gusta aprender sin complicaciones, pero buscan darles coherencia a los planteamientos, sin dejar dudas pendientes. Son racionales y procuran permanecer objetivos, ante todo.

4. Pragmáticos

Los individuos que prefieren orientar su aprendizaje hacia lo pragmático necesitan comprobar sus ideas para saber si funcionan realmente. Son prácticos y realistas a la hora de tomar decisiones o resolver un problema, a menudo necesitan respuestas concretas para todo. Para ellos, “si es útil es válido”.

Otros autores han propuesto los siguientes estilos de aprendizaje:

5. Lógico (matemático)

Este tipo de individuos siempre busca el razonamiento, quienes escogen el aprendizaje lógico prefieren emplear lo razonable en lugar de contextualizar. Utilizan esquemas en los que se muestran las cosas relevantes. Asocian palabras aún sin encontrarles sentido.

6. Social (interpersonal)

Este estilo de aprendizaje, es preferido por aquellas personas que disfrutan compartir en grupos. Estos individuos aprenden interactuando con otros y tratan de compartir tus conclusiones con otros. y ponen en práctica sus conclusiones en entornos grupales. El “juego de roles” es una técnica ideal para ellos.

7. Solitario (intrapersonal)

Muchas son las personas que necesitan estar solos y sin distracciones externas para poder aprender, Este estilo de aprendizaje, también llamado individual, es característico de personas reflexivas, que prefieren centrarse en temas que sean de su interés.  Dan mucho valor a la introspección o a los “experimentos mentales”, aunque también pueden experimentar con la materia.

Existen otras clasificaciones como por ejemplo el modelo VARK, un acrónimo que se refiere a los cuatro estilos de aprendizaje: visual, auditivo, kinestésico y preferencia de lectura / escritura.

8. Aprendizaje visual

Los estudiantes visuales prefieren asimilar información consultando cuadros, mapas, gráficos, diagramas y otros recursos. Los alumnos visuales aprenden mejor cuando la información se presenta utilizando patrones, formas y otras ayudas visuales en lugar de palabras escritas o habladas.

Suele ser práctico para ellos el empleo de símbolos o crear una taquigrafía visual al tomar apuntes, ya que de ese modo memorizan mejor.

9. Aural (auditivo)

Este estilo describe a los estudiantes que aprenden mejor cuando se escucha o habla la información. Se benefician de conferencias, debates grupales y otras estrategias que implican hablar. Mientras otros estudiantes pueden aprender más al llegar a casa y abrir el manual de clase, éstos aprenden mucho en el aula, escuchando a los maestros.

10. Verbal (lectura y escritura)

A los estudiantes que tienen una preferencia de aprendizaje lingüístico prefieren que la información se les presente con palabras. Les encanta leer y se desempeñarse bien en tareas escritas como historias o informes de libros.  Para ellos, es mejor leer los apuntes o simplemente elaborarlos. El proceso de elaboración de estos apuntes es una buena herramienta para su aprendizaje.

11. Kinestésico

Estas personas aprenden mejor cuando pueden usar experiencias táctiles y realizar una actividad física para practicar la aplicación de nueva información. Es en esta práctica donde llevan a cabo el análisis y la reflexión. Un ejemplo práctico son las tareas que buscan recrear experimentos para ilustrar conceptos o ideas.

12. Multimodal

Algunos individuos combinan varios de los estilos anteriores, por lo que no tienen una preferencia determinada. Su estilo de aprendizaje es flexible y le resulta cómodo aprender con varios estilos de aprendizaje.

Aporte científico

Las teorías de aprendizaje desarrollan hipótesis de formas que describen cómo es que se lleva a cabo este proceso. Según investigadores cada estilo de aprendizaje utiliza diferentes partes del cerebro, estos son algunos ejemplos:

  • Visual: Los lóbulos occipitales en la parte posterior del cerebro controlan el sentido visual. Tanto los lóbulos occipitales como parietales manejan la orientación espacial.
  • Aural: Los lóbulos temporales manejan contenido auditivo. El lóbulo temporal derecho es especialmente importante para la música.
  • Verbal: En este estilo de aprendizaje intervienen los lóbulos temporal y frontal, especialmente dos áreas especializadas denominadas áreas de Broca y Wernicke.