Las 10 características del sistema digestivo

El sistema es un conjunto de órganos encargados de consumir, procesar y digerir el alimento o mayor fuente energía de nuestros cuerpos , es decir, la transformación de los alimentos para que puedan ser absorbidos y utilizados por las células del organismo.

Su función principal es que los nutrientes de la comida puedan ir al sistema circulatorio y después hacia las células de todo el cuerpo, para que estas puedan obtener energía. Transforma complejas moléculas de los alimentos en sustancias simples y fácilmente utilizables por el organismo. Este también funciona para rechazar los agentes externos que dañan el cuerpo, como los virus, bacterias y más.

Sus partes son la boca, la lengua, la laringe, el esófago, el hígado, el estómago, la vesícula, páncreas, intestino delgado, grueso, recto y ano.

Las principales características del sistema digestivo

Función del sistema digestivo

Nuestro sistema digestivo tiene un funcionamiento similar al de los animales, el cuerpo consume cantidades equis de comida, este la disuelve, toma sus nutrientes y luego expulsa el desecho.

Sin el sistema digestivo, el cuerpo humano no podría absorber nutrientes, proteínas y las calorías necesarias para poder vivir,  es por esto que este se convierte en uno de los más indispensables para el cuerpo humano.

La boca

Pocos saben que la boca es un órgano, que permite el consumo masivo del alimento, la boca posee dientes para triturar la materia que por ella ingresa, tiene alojada la lengua que sirve a la mezcla, la saborisacion y procesación del “bolo”, atraves de la boca se comienza el proceso de la digestión de la comida como tal.

La masticación y la saliva

La masticación es el proceso donde los alimentos son triturado y posteriormente ensalivados, para poder ser tragados, van en este orden y si esto proceso no funcionara bien, pues el sistema digestivo tendría problemas para disolver la comida.

Por otra parte la saliva es una secreción líquida proveniente de las glándulas salivales que se extienden por todas las regiones de la boca excepto en la encía y la zona anterior del paladar.

La saliva se mezcla con el fluido crevicular, microorganismos, células de la mucosa oral y más. La saliva es un fluido muy importante ya que esta sirve como medio para limpiar la boca, para ligar la comida y ayudar a tragar.

La saliva también actúa como un amortiguador frente a los altos niveles de acidez. De manera que, ayuda a remineralizar los dientes cuando están rodeados de ácidos y consecuentemente, evita la aparición de caries dental y otras enfermedades orales. En pocas palabras es una parte muy importante de la boca.

La faringe

Este  es un tubo de aproximadamente 15cm que va hacia el estómago, la comida pasa por aquí brevemente hasta llegar al esófago, este tubo es parte del sistema respiratorio y digestivo a la vez. Es importante la faringe, ya que en ella hay unas pequeñas glándulas que permiten que tu cuerpo repulse los objetos que tal vez pueden obstruir y asfixiar, a esto se le conoce como amígdalas.

El esófago

Es una parte del tubo digestivo de los seres humanos formada por un tubo muscular de unos 30 centímetros, que comunica la faringe con el estómago. Se extiende desde la sexta o séptima vértebra cervical hasta la undécima vértebra torácica. A través del mismo pasan los alimentos desde la faringe al estómago.

La principal función del órgano es trasladar el bolo alimenticio al estómago como tal, desde que el embrión se está creando el futuro ser humano la creación del esófago es la primicia del sistema digestivo.

El estómago

El estómago, órgano principal de la digestión,  y la parte más grande del aparato digestivo, tiene la forma de un saco elástico que puede aumentar o disminuir su tamaño según la cantidad de alimento que contenga. Este es capaz de almacenar comida y obtener nutrientes.

Este órgano posee dos aberturas: una que comunica con el esófago , por donde entran los alimentos, que se llama cardias , y otra de salida que los conduce a los intestinos, una vez digeridos, que se llama píloro. Este órgano es imprescindible para el funcionamiento del aparato digestivo y es prácticamente que indispensable para que los nutrientes se absorban bien.

El intestino delgado

El intestino delgado es un órgano del aparato digestivo con forma de manguera de unos ocho metros de longitud. Se divide en tres partes: duodeno, yeyuno e íleon.

Las funciones principales del intestino delgado son la de terminar la digestión del quimo, absorber agua, sales, hidratos de carbono, grasas, proteínas y las vitaminas necesarias. Los productos absorbidos van a un sistema de venas que lo conducirán a todas las células del cuerpo. Además, conduce el sobrante de la comida que el cuerpo no necesita al intestino grueso.

El intestino grueso y el ano

El intestino grueso es un órgano  largo, con forma de tubo que se conecta con el intestino delgado por un extremo y con el ano por el otro. El intestino grueso tiene cuatro partes: conducto del ciego, colon, recto y ano. Los alimentos parcialmente digeridos pasan por el conducto del ciego al colon, donde se les extrae el agua y algunos nutrientes y electrolitos.

El material restante, los residuos sólidos llamados heces, pasan a través del colon, se almacenan en el recto y abandonan el cuerpo mediante el conducto anal hasta llegar al ano.

Por otra parte el ano es el ano es el orificio que existe al final del tubo digestivo, por donde los materiales de desecho salen del organismo. El recto es el segmento del tubo digestivo por encima del ano, donde las heces son retenidas antes de salir del organismo a través del ano.

El ano está formado, en parte, por las capas superficiales del cuerpo, incluida la piel, y, en parte, por el intestino. La pared del recto se compone de un tejido rojo brillante, que contiene glándulas mucosas similares a las del revestimiento del resto del intestino.

La mucosa del recto es relativamente insensible al dolor, pero los nervios del ano y de la piel adyacente son muy sensibles.

Órganos o glándulas anexas

Se refieren a las glándulas que hacen que el sistema digestivo tenga buen funcionamiento, como las glándulas salivares, las enzimas digestivas y el ácido estomacal.

El trabajo de las enzimas

Estas son las encargadas de transportar los nutrientes y proteínas a las principales partes del sistema nervioso, para que sea llevado al torrente sanguíneo.

  • Leave a Comment